miércoles, 2 de mayo de 2012

Capítulo 29



Bueno, ya tenéis el capítulo ;)
Aprovecho para decir un par de cosas:

1º Cato, no te desanimes y sigue escribiendo tu blog, que lo haces genial, hazme caso chica.

2º: Hoy es un día especial por varias razones. La primera es que hoy es el cumple del hermano chiquitito de Josh, Connor, al que desde aquí le deseamos felicidades.
La segunda es que hoy es también el día internacional de Harry Potter, y como fan que soy, creo que este día se merece una mención especial aquí en el blog, aunque no tenga nada que ver con los juegos ;)



Y ahora sí, disfrutad del capítulo:



Abro los ojos que ya se han acostumbrado a la luz del sol y veo que estamos en un claro. Miro detrás de mi y no veo nada, así que tiene que haber un acantilado o algo. Enfrente mío veo un lago, a la derecha un campo de hierba alta con las mismas plantas de cereal que vi en el tren viniendo hacia el Capitolio y a la izquierda hay un enorme bosque que hace que tiemble de miedo al pensar las posibles criaturas horripilantes que se tienen que esconder entre las sombras. Creo que no me queda más remedio, para lo que tengo pensado hacer tendré que correr hacia allí.

La Cornucopia está a unos 50 metros de mí y de todos los tributos, ya que está justo en el centro del círculo que forman las plataformas. Es muy tentador todo lo que hay allí, pero no voy a caer en la trampa, si me arriesgo a ir a por algo, lo más probable es que acabe muerto. Además, si mi plan funciona, pronto tendré suministros, y si no...Bueno, si no estaré muerto y ya no importará.

Miro hacia abajo, hacia mis pies, y los junto más porque me da miedo salirme del círculo por un casual y acabar echo pedazos. Debe de quedar poco tiempo, así que busco a Katniss con la mirada. Por fin la encuentro a unos cinco tributos a la izquierda y un escalofrío me recorre la espalda al ver que ella está colocada en posición de correr, hacia la pila. Sigo su mirada y descubro un arco de plata colocado sobre unas mantas. Claro, se va a arriesgar, arriesgarse a que la maten. La vuelvo a mirar con urgencia, intentando que ella capte mi mirada. En un momento levanta la cabeza hacia mi dirección. No estoy seguro de que me vea pero aún así niego con la cabeza en un intento desesperado de conseguir que huya del baño de sangre. Justo entonces suena el gong.

Corro hacia el bosque sin mirar atrás, así que no me entero de nada de lo que está pasando en la Cornucopia. No soy muy bueno corriendo, de hecho soy más bien lento. Lo mío es la fuerza, no la velocidad. Antes de llegar yo a los árboles veo varios tributos que llegan antes que yo: la chica pelirroja del cinco y la niña del once, Rue. También veo por el rabillo del ojo a otro tributo que está bastante más atrás que yo. Cojea de una pierna y aunque se mueve lo más rápido que puede, todavía está muy atrás. Es una pena, no creo que pueda escapar con suficiente rapidez.


Dejo de pensar en esto cuando estoy casi a punto de llegar a la primera fila de árboles. Oigo una especie de zumbido a mi espalda y me tiro rápidamente al suelo por instinto. Aún así, el filo de un cuchillo se me clava dolorosamente en el brazo antes de ir a parar a unos tres metros de mí. Sé que debería seguir corriendo y huir de mi agresor, que todavía no sé quién es, pero tener un arma facilitaría mucho las cosas, así que me arriesgo a moverme en diagonal para coger el cuchillo. Lo agarro como puedo y como no tengo tiempo de pararme a mirar donde está el mango, me vuelvo a hacer daño en el dorso de la mano porque lo he cogido al revés. Hago caso omiso de mis heridas y sigo corriendo hasta que por fin llego al bosque. Fuese quien fuese el dueño del cuchillo, no ha venido a reclamarlo.

Como nunca he estado en un bosque, me cuesta bastante moverme por aquí. Soy consciente de que, a pesar de las botas, hago mucho ruido al andar y las agujas de pino que recubren el suelo hacen que me resbale constantemente. No quiero alejarme mucho de la Cornucopia, pero sigo andando durante una hora más o menos, aunque no me oriento para nada. Por lo que a mí respecta, podría haber estado dando vueltas en círculos, todo me parece igual. Cuando voy andando por un sendero que me suena haber recorrido dos veces, me tropiezo con una raíz y me caigo rodando cabeza abajo ladera abajo. Ay, creo que me he torcido el tobillo. Me levanto apoyándome en el tronco de un árbol y tengo que andar cojeando porque me duele mucho si apoyo mi peso completo sobre el pie herido. Maldigo mi torpeza, ahora tengo que sumar esta lesión a las producidas por el cuchillo. Al menos al caerme he llegado a una zona nueva por la que creo que no he pasado antes. Algo es algo. Cojo una rama larga y resistente que encuentro por ahí y la uso como bastón para seguir caminando.

Finalmente, me paro cuando veo una roca al tronco de un árbol que parece cómoda parcialmente oculta por unos arbustos. Supongo que este sito es mejor que cualquier otro y estoy bastante cerca de un claro por donde es bastante seguro que pasen los profesionales. Me siento en la roca y me agazapo entre los arbustos. Desde aquí puedo ver lo que ocurre a mi alrededor y no creo que se me vea desde fuera.

Ahora tengo tiempo de examinarme las heridas. La que tengo en la mano es apenas un cortecito que ya ha dejado de sangrar pero que aún así me escuece horrores, es el mismo tipo de dolor desagradable que se siente al cortarse con un papel.

La herida del brazo me preocupa mucho más. Todavía está sangrando, aunque por suerte el corte no parece demasiado profundo. Como no tengo vendas, corto con el cuchillo un trozo de mi camiseta interior y me limpio la herida lo mejor que puedo intentando que no me duela más. No, el corte no es profundo, pero debe de haber rozado una vena o algo y por eso no para de sangrar. Corto otro trozo de mi camiseta porque el anterior está empapado de sangre y me vendo la herida lo más fuerte que puedo. Espero haber hecho bien. Cuando éramos pequeños, mi padre siempre nos vendaba así las heridas y si no llorábamos, nos decía que éramos unos valientes por aguantar tan bien el dolor.

El dolor del tobillo ha disminuido desde que me he sentado. Me levanto el pantalón y veo que tengo el pie hinchado pero no parece que esté nada roto. Me lo toco con cuidado y palpo la hinchazón con los dedos para asegurarme. No estoy seguro de que encontrar, tal vez una fractura al tacto o algo, pero como no noto nada anormal en comparación con el otro tobillo, llego a la conclusión de que solo está torcido y de que no puede tardar en mejorar. Dudo si vendármelo o no, pero como no estoy seguro de que sea bueno, decido dejármelo como está.

Cuando acabo con mis heridas, observo mejor el cuchillo que he conseguido. Es bastante extraño, no sé parece nada a los que tenemos en casa. Este tiene un mango negro con la forma de la mano para que resulte más cómodo sostenerlo y tiene el filo ligeramente curvado. Es tan diferente a los que usábamos para cortar el pan...ahora todo es diferente.

Limpio lo mejor que puedo mi sangre saca adherida al cuchillo, pero desisto en seguida. Sin agua es muy difícil quitar todos los restos, así que lo cojo fuertemente en la mano y me dispongo a esperar.

No sé cuanto tiempo estoy así, agachado detrás de los arbustos. Supongo que no mucho, pero para cuando oigo un ruido enfrente de mi, se me han quedado dormidas las piernas por la incómoda postura. Me levanto lo más silenciosamente que puedo. Los profesionales han llegado.

38 comentarios:

  1. Wii! Me encanta luba, en serio.
    Se me hace un poco raro: tú vas por el cap 29 y los juegos acaban de empezar, yo voy por el 24 y ya han acabado xD
    no es raro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajaja, un poco, pero es que me enrollo como las persianas :P

      Eliminar
  2. Gracias..esta ermo0xo0.....espero puedas subir mas hahaha!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)
      Y no te preocupes, que por supuesto que subiré más

      Eliminar
  3. genial luba.. que expectativa para el proximo... excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias^^
      Jeje soy mala por dejar tanta intriga...

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho el capitulo te lo has currado!estoy deseando leer el siguiente! enhorabuena! por cierto soy Marifegui la que te ha dejado la sugerencia esque antes no tenia blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si, la verdad es que lo capitulos que escribo en dias de fiesta me quedan mejor...es que suelo estar mas feliz y con ganas de escribir xD

      Eliminar
  5. me gustaria estar en contacto con fanaticos de lso juegos del hambre .. soy medio idiota para usar face pero si me gustaria por msn si alguien esta interesada mi msn es
    luciana-pfaqhotmail.com o para comunicarnos por mail... besos.. luciana de argentina

    ResponderEliminar
  6. genial eres lo maxiomo deseo leer el proximo

    atentamente.T.J

    ResponderEliminar
  7. Hola luba, nunca comente antes pero vengo leyendo el blog desde el segundo capitulo, es genial la forma en que escribes, sigue así y muy buen blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, me alegro de que te hayas animado a comentar por fin :)

      Eliminar
  8. OMG los profesionales como los convencera para que lo dejen unirse a ellos
    me dejas con la duda LUBA jajaja
    espero el proximo capitulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es sorpresa...
      Aunque creo que no os va a decepcionar...(no mucho, espero)

      Eliminar
  9. Oooh muy buen capitulo! Tengo ganas del encuentro con los profesionales!!
    No sabia que era el dia internacional de Harry Potter (y mira que soy friki jeje)
    Un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ^^
      Pues si, ayer (cuando puse la entrada) se supone que hacían 14 años desde la batalla en Howgarts (por que ayer, eso ya no lo se)xD

      Eliminar
  10. Por fin están en la arena!! Que emoción ^^, este chico es muy torpe u.u xdddd y en los primeros minutos del juego acaba con el tobillo torcido, una herida en el brazo y un corte en la mano por coger un cuchillo del reves, me idetifico con él xdddddd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que es torpe si pero bueno, se supone que es la primera vez que anda por el bosque xD
      En realidad, ninguna de las heridas me las he inventado, estan en el libro (excepto la de la mano, es que no entiendo como se puede coger bien un cuchillo con esas prisas jaja)

      Eliminar
  11. Me encntaa :) esta genial como todos los que has escrito :) estoy deseando leer el soguiente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, el siguiente lo subo hoy de fijo :)

      Eliminar
  12. Me encanta :D
    Quiero el siguiente ya ^^
    Me apetece mucho saber como se alia con los profesionales :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, espero no defraudaros con lo de la alianza...

      Eliminar
  13. oohh....
    me encanta.....qiero saber como se une a los profesioneles...
    me encantan...
    estoy impaciente por leer los demas!!

    ResponderEliminar
  14. me encanta!!! estoy deseando el momento en el que se alian y que salga mi personaje! jajaja estoy supero impacienteee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias wapa
      Tengo muchos planes para tu personaje jaja xD

      Eliminar
  15. ayyy Luba me dejas con unas ganas de leer siguiente capitulo....Me muero por leerlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, tranquila, el siguiente lo subo ahora en un ratito ;)

      Eliminar
  16. todo esto te lo inventas tu, o sale en el libro?? (es k no e leido el libro, pero tengo muchas ganas!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la historia en el libro está narrada por Katniss, asi que yo lo hago narrada por Peeta. Las partes donde Katniss no esta me las invento, las demas son solo una adaptacion :)

      Eliminar
  17. Genial Luba es genial! Y muchas gracias por todo de verdad! Jo eres genial! ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada guapa, tu si que eres genial ;)

      Eliminar
  18. haay a mi tambien me gusta harry potter!!!! muy bueno este capitulo

    ResponderEliminar
  19. wow excelente capitulo, muy bueno, felicidades y espero seguir leyendo mas de tus historias

    ResponderEliminar