martes, 17 de julio de 2012

Capítulo 67




Espero que os guste :)



Vuelvo a despertar y mis ojos se encuentran con el habitual techo amarillo. Recuerdo los sucesos del último día y mi mirada se dirige instantáneamente hacia abajo. Tengo de nuevo dos piernas, solo que ahora la izquierda es de metal. Me quedo embobado mirándola, la luz se refleja en ella y lanza brillos. Es casi perfecta, se une al muñón limpiamente, no hay cicatrices a la vista y me sienta perfectamente, ni siquiera me duele. Intento moverla, doblo la rodilla como habría hecho antes y mi nueva pierna me responde bien, tal vez un poco más lento de lo que pretendía. No puedo seguir probándola más tiempo, porque en seguida se abre la puerta y aparece el chico avox con la comida. Le estoy cogiendo cariño a este chico, ahora recuerdo haberle visto también sirviéndonos antes de los juegos, supongo que es el encargado de cuidarme.

Me deja la comida en la cama, es lo mismo que la otra vez. Me como todo rápidamente y le tiendo la bandeja al chico para que se la lleve, pero este la deja a un lado y se dedica a darme un papel con desordenados garabatos escritos en él.

Peeta, antes de la coronación de los vencedores tienes que aprender a usar la pierna. Pensaba ayudarte yo, pero tengo unas cosas que arreglar. Los médicos me han dicho que te van a enviar a un avox para que te ayude él.
Haymitch.

Por primera vez me fijo mejor en el chico avox. Tiene el pelo negro, los ojos verdes y la piel morena. Casi podría pasar por alguien de nuestro distrito. Este espera en una esquina de la habitación y me mira expectante a que termina de leer la nota.

-Así que...tienes que ayudarme ¿eh?-Pregunto.

Él asiente con la cabeza y me tiende una mano.

-¿Sabes lo que tienes que hacer?-Inquiero.

Él chico vuelve a asentir y me pregunto a quién se le habrá ocurrido la idea de que sea él quien me atienda. Supongo que tanto Cinna como Portia y el equipo de preparación deben de estar muy liados diseñando los trajes y Effie estará...la verdad, no sé muy bien cuál es el trabajo de Effie aparte de hacernos cumplir los horarios, pero supongo que por ser habitante del Capitolio puede librarse de trabajos como este. Eso dejaba a Haymich, que tampoco puede, así que la última opción han sido los avox. En este momento no me parece muy buena idea cortarles a la lengua a tus criados.

El chico sigue con la mano extendida, así que le tiendo la mía y me ayuda a levantarme de la cama. Me mareo un poco al principio, llevo mucho tiempo tumbado y estoy a punto de caerme, pero el chico avox me sujeta a tiempo.

-Gracias.-Le digo.-Humm... ¿Cómo te llamas?

Si quiero comunicarle algo, no me parece adecuado llamarle “chico avox”. Pienso que puede escribir su nombre en el aire, pero él niega con la cabeza. Me imagino que no le dejan decirlo, debe de ser parte de su castigo, los del Capitolio son capaces de llamarle con un silbido, como a los perros.
-Pues tienes cara de llamarte Max. ¿Puedo llamarte Max?

Se encoge de hombros con indiferencia, lo que tomo por un sí. El verdadero Max es un chico con el que iba al colegio, sus padres eran los dueños de la lechería y se da un aire a este avox, sobre todo en los ojos, que son del mismo tono de verde.

-Vale, Max ¿Qué tengo que hacer?

Me paso las próximas horas andando de un lado para otro del brazo de Max. No me resulta excesivamnete difícil, la pierna metálica es fácil de controlar una vez cogido el tranquillo. Lo que pasa es que me acabo aburriendo, la habitación no es muy grande y Max no me deja salir, así que me tengo que ejercitar en el poco hueco que hay libre. Además, los tubos que todavía tengo en el brazo no dejan de enredarse unos con otros y es un incordio.

Al final controlo bien mi nueva pierna, pero acabo muy cansado. Después de tantos días sin hacer ejercicio, esto es casi un suplicio. Max no me deja descansar ni un momento, parece ser que le han dado instrucciones muy claras al respecto y hasta que no soy capaz de manejarme solo con la ayuda de un fino bastón, no me deja en paz.

Me tiro en la cama en cuanto me indica con señas que ya hemos acabado y antes de irse me recoloca los cojines para que esté cómodo. Se lo agradezco con una sonrisa y él se marcha con la bandeja vacía de comida. Me pregunto qué es lo que habrá hecho para acabar así y si será algo parecido a lo que le pasó a la chica avox de Katniss. Caigo dormido antes de poder llegar a ninguna conclusión.

24 comentarios:

  1. Que tierno Peeta con el Avox jeje! genial! me ha gustado cómo lo enseñan a andar... Pero pobre seguro que está cansado ajjajajajaja Perfect como siempre :)

    ResponderEliminar
  2. en el proximosse encuentra con katniss?? q ganas! xD

    ResponderEliminar
  3. AY que tierno que es Peeta da ganas de comercelo a besos, es un buenazo... en el proximo capitulo se encuentra con Katniss espero que si porque la espera me esta matando!!! genial el capitulo como siempre.
    un besote grade, Lucia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, si, si que se encuentra con katniss :)

      Eliminar
  4. Aww que hermosos es Peeta :3, siguela please :)

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes? Ayer empece a leer y acabo de terminar, me ha encantado, ¿la seguirías? Me harías muy feliz. :}.
    Daniela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si seguiré :) Pues bienvenida entonces ;)

      Eliminar
  6. Haaaa como amoo este tipo de capitulos donde en verdad podemos apreciar tu talento para escribir luBa me fasinaaa como puedes hacer los pensamientos de Peeta tan tuyos que los describes a la perfeccion :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que yo prefiero escribir aquellos capitulos en los que puedo inventarme cosas jeje

      Eliminar
  7. Luba ¿como le puedes leer la mente a peeta? me tienes que enseñar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te digo el secreto? Me visita todas las noches y me dice lo que tengo que escribir jajaja

      Eliminar
  8. Que mono es con el Avox :) Espero que no sea el chico que Gale y Katniss vieron en el bosque :S Genial el capitulo ! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vieron a una chica y a un chico. Al chico lo mataron y a la chica la convirtieron en avox... ;)

      Eliminar
    2. No, no es ese chico xD Es solo uno de los muchos avox del Capitolio.

      Eliminar
  9. muy bien hecho el capitulo.. nos da detalles que pro ahi no son trascendentes para la historia pero imposibles de ignorar y de paso nos aumentas el interes oo la expecyativa para el proximo capitulo.... perfecto

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el capítulooo! Chico avox xD como a alguien an joven le pueden hacer tanto daño...pues eso que capítulo genialímo y que espero el siguiente con muchaaaas ganas! ;)

    ResponderEliminar
  11. Hola tu web ha sido nominada a fansite del mes, desde ya se puede votar por ti en la barra lateral de LJDH2012

    ResponderEliminar