lunes, 18 de junio de 2012

Capítulo 53



Hola :)
Siento no haber escrito capítulo ayer, pero como recompensa, el de hoy lo he hecho un poco más largo. Disfrutad ;)



Katniss está confusa, como si no recordara bien lo que pasó antes de que se desmayase. Veo que se lleva la mano a la cabeza con precaución y creo que ese simple gesto la hace sentirse mareada porque cierra los ojos y respira hondo. Parece que tiene mejor aspecto que antes, pero aún así sigue muy pálida. Voy a buscar un bidón de agua y se lo ofrezco con cariño. Ella agradece el gesto y bebe con ganas.

-¿Estás mejor?-Me pregunta cuando acaba. Tengo que pensar un momento para darme cuenta de que se refiere a mi pierna.

-Mucho mejor.-Respondo animado.-Lo que me inyectaste en el brazo hizo efecto, ya no tengo la pierna hinchada.

Ella me mira con un deje de preocupación, tal vez espera que esté enfadado por la jugarreta que me hizo para ir al festín, pero la verdad es que ya casi lo había olvidado y no siento rencor.

-¿Has comido?-Pregunta de nuevo.

-Siento decir que me tragué los tres trozos de granso antes de darme cuenta de que podríamos haberlo necesitado después.

-No pasa nada, iré a cazar pronto.

-No demasiado pronto, ¿vale? Deja que te cunda un poco.

Lo cierto es que me hace ilusión cuidar ahora yo de Katniss, después de todo lo que ella ha hecho ya por mi. Así que durante el resto del día, me dedico a darle de comer y a intentar que sus helados pies entren en calor ya que las botas y los calcetines siguen empapados.

-¿Quién es el objetivo de la tormenta?-Pregunto con curiosidad.

-Cato y Thresh.-Contesta Katniss automáticamente.-La Comadreja estará en su guarida, sea donde sea, y Clove, bueno ella me cortó y luego...

-Sé que Clove está muerta.-Interrumpo.-La vi en el cielo por la noche. ¿La mataste tú?

No sé por qué, pero el hecho de que Katniss haya cometido un asesinato, aunque no sea el primero, me angustia. Sé lo que se siente al matar, lo experimenté la segunda noche, y no es agradable. Me hubiese gustado despojar a Katniss de esa carga, de alguna manera.

-No, Thresh aplastó su cráneo con una piedra.

-Qué suerte que no te cogiese a ti también.

-Lo hizo, pero me dejó marchar.-Corrige Katniss con la mirada desenfocada, como recordando.

Esta confesión me deja extrañado, nunca imaginé en esa mole de músculos tal generosidad. Al ver mi incredulidad, Katniss respira hondo y procede a contarme todo lo que ha pasado mientras yo estaba muriéndome en el barro: su alianza con Rue, la explosión de las provisiones que hasta yo pude oír, que su oído sigue sin funcionar desde entonces, el asesinato de la niña por parte de Marvel, su posterior muerte y el pan que el distrito 11 envió a Katniss como muestra de agradecimiento.

-Entonces...-Empiezo después de estar un rato en silencio a la vez que lo asimilo todo.-¿Thresh te dejó ir porque no quería deberte nada?-Hay más cosas que me gustaría preguntar, pero es que esto no termino de creérmelo, debe de ser la primera vez que un tributo salva la vida a otro que no fuera su aliado.

Katniss adopta una expresión rara en ella, que no es de superioridad, pero casi. Hace un esfuerzo por no poner los ojos en blanco y me dice secamente:

-Sí. No espero que lo entiendas. Tú siempre has tenido lo necesario, pero si vivieras en la Veta, no tendría que explicártelo.

-Y no lo intentes. Está claro que soy demasiado tonto para pillarlo.

Esto es muy injusto. Puede que yo nunca haya pasado demasiada hambre en nuestro distrito, pero crecer así tampoco es fácil. Durante toda mi vida he tenido que ver a esos niños esqueléticos que asistían al colegio a duras penas y que dirigían sus sucias manitas hacia mi esperando que les diese algo de la comida o del dinero que no me faltaba. Siempre me he sentido culpable por no poder ofrecerles nada, ver pasar hambre me resultaba horrible, creo que al cabo de los años se llegó a convertir en lo que yo más odiaba, o lo que más temía, porque casi no podía soportar esa sensación que roía mis entrañas y que se instalaba en mi cada vez que veía a alguien enfermo. Y no es que me faltasen ganas, lo que yo no tenía era valor. Siendo más pequeño, recuerdo haber cogido algo de comida rancia que estaba destinada a los cerdos para dar a algún niño que la agradeciera más, pero mi madre siempre me descubría, inevitablemente. Sabía lo que venía después, una dolorosa bofetada, dos si ella estaba de mal humor. Su estrategia funcionó, a la tercera vez que me pilló, dejé de intentarlo. Solo me arriesgué una última vez, por Katniss, y durante todos estos años me he arrepentido de no haber ido junto a ella y haberle prestado más apoyo.

Todos estos pensamientos pasan por mi cabeza rápidamente, como un torbellino de sensaciones. Al final, la única imagen que me queda presente es la del pan quemado y el recuerdo de aquel día tan lluvioso como hoy.

-Es como lo del pan. Parece que nunca consigo pagarte lo que te debo.-La voz de Katniss me devuelve de nuevo a la cueva.

El hecho de que estuviésemos pensando en lo mismo me descoloca, sobre todo porque yo nunca me había planteado que ella me debiese algo.

-¿El pan? ¿De cuándo éramos niños?-Pregunto para asegurarme.-Creo que podemos olvidarlo. Es decir, acabas de salvarme la vida.

Ella no se convence y sigue insistiendo:

-Pero tú no me conocías. No habíamos hablado nunca. Además, el primer regalo es siempre el más difícil de pagar. Tú me salvaste primero, ¿por qué lo hiciste?

-¿Por qué? Ya lo sabes.-Respondo. Creo que a estas alturas ya no nos debemos explicaciones.

Ella se queda callada y no contesta. Está sentada en el suelo y se rodea las rodillas con los brazos. Pasamos así un rato y yo me pregunto qué estará pensado, pero no la molesto porque parece inmersa en profundas cavilaciones.
-Creo que Thresh nos hubiese caído bien, y que en el distrito 12 podríamos haber sido amigos.-Dice al rato.

-Entonces esperemos que Cato lo mate, para que no tengamos que hacerlo nosotros.-Sé que no es un pensamiento demasiado feliz, pero es peligroso creer que tus contrincantes podrían haber sido amigos tuyos.

Sin aparente razón, Katniss empieza a llorar. Me coloco junto a ella y examino su herida.

-¿Qué pasa?-Pregunto.-¿Te duele mucho?

-Quiero irme a casa.-Solloza por toda respuesta y hunde la cara en mi hombro mojándome la camiseta de lágrimas.

-Te irás, te lo prometo.-Respondo besando su coronilla.

-Quiero irme ahora.-Insiste.

Se separa de mi lentamente y recojo un mechón de su pelo que se ha soltado de la trenza. Se lo coloco detrás de la oreja a la vez que digo:

-Vamos a hacer una cosa: duérmete y sueña con casa; antes de que te des cuenta ya estarás allí de verdad ¿vale?

-Vale.-Susurra con la voz aún tomada por el llanto.-Despiértame si necesitas algo.

Ella se tumba de nuevo en el saco, todavía arropada por mis brazos. Inexplicablemente, nuestra conversación me ha dejado con una sensación de vacío. Yo también quiero irme a casa.

30 comentarios:

  1. genialllll y la parte donde los dos pensaban en lo mismo al mism tiempo... lo del pan... in-su-pe-ra-bleeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  2. Waooo!!!! me encanta!!! Ya kiero k sea mañana para el siguiente :D

    ResponderEliminar
  3. QUE GENIAL COMO SIEMPRE. Peeta tan tan guapoo! y tu Luba te volviste a Lucir

    ResponderEliminar
  4. *-* que lindo Luba!! me da tristeza la ultima parte igual que al leer el libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :)
      A mi tambien me da penita...

      Eliminar
  5. Esta genial :) como siempre.

    ResponderEliminar
  6. Luba me encanta como no siguas te mato!! Jeje es broma eh ¿? Siempre me dejas con ganas de mas asi que no dejes de escribier que lo haces genial. Una cosa: ¿Alguien sabe por que el blos de "la vida de Clove" ya no se puede visitar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de momento no va a hacer falta que me mates jaja xD
      Y lo de la vida de Clove, es porque la propietaria ha decidido cerrarlo, si te interesa ahora tiene un nuevo blog: http://lahistoriadebeid.blogspot.com.es/

      Eliminar
  7. Me encantan todos tus capitulos Luba :)
    Nunca decepcionas! ;)

    Un beso enorme guapa, sigue asi

    ResponderEliminar
  8. Alucinante!
    Luba, me encanta!! Aiis, soy tan feliz! Capitulos chachis, y sin exámenes. ¿Se puede pedir algo más?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Bueno, ya que estamos dispuestas a pedir, una cita con Josh Hutcherson no estaria mal...pero habra que conformarse con lo que hay xD

      Eliminar
  9. cada dia me encantan mas tus capitulos y este ha sido muy largo bienbienbien esta geniaaal bicos ;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! :)
      Intentare hacer asi de largos los demas...intentare xD

      Eliminar
  10. Me encanta! Es uno de los que más me ha gustado de todos los que llevas :D Solo dos cosas:
    Veo que se lleva la mano a la cabeza con precaución y parece que ese simple gesto la hace sentirse mareada porque cierra los ojos y respira hondo. Parece que tiene mejor aspecto que antes, pero aún así sigue muy pálida.
    Pues ahí hay dos pareces bastante juntos por si no te habías dado cuenta aunque tal vez prefieras dejarlo como está ;) y que en otra oración has puesto:
    -No demasiado pronto, ¿vale? Deja que te cunda un poco.
    Creo que ahí querías poner cuide, nooo?
    Jejejeje bueno que siempre te digo lo que veo extraño para que lo mejores ;)
    Me ha encantado porque expresas muy bien lo que siente Peeta (aunque lo hagas en todos los capítulos) en este capítulo porque es uno de mi favoritos en el libro así que está genial ;)
    Un besooooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias ^^
      Lo de los "parece" ya lo cambie jaja, es verdad que quedaba un poco raro...y lo de deja que te cunda, es que lo pone asi en el libro xD Si no te convence diselo a Suzanne jeje

      Eliminar
  11. me has echo llorar!!!!! y yo no llore en esa parte del libro original.... pero con tu fic si me llego y mucho te felicito me encanto!!!!
    actualiza pronto
    pd: xfavor espero q no te kedes solo en LJDH y q sigas escribiendo de en llamas y sinsajo!!!! xfa te lo pido!!!
    katniss luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, bueno, no creo que sea para llorar pero muchas gracias :)
      Y bueno, ya he dicho que cuando acabe los juegos empiezo con en llamas

      Eliminar
  12. Te has lucido en este capitulo!!! Este es uno de mis preferidos (aunque me gusten todos xD) Cuando termines este libro POR FAVOR sigue escribiendo los demas que me encanta como escribes :3

    ResponderEliminar
  13. me fasinoooo
    Graxias por otro gran capituloo :)

    ResponderEliminar
  14. Deja que te cunda un poco. parece que te confundiste y querias decir cuide. En fin, cualquiera puede tener una falta de ortografia, hasta aparecen a veces en los libros que compras.

    P.D: no te ofendas, te lo digo por si no te has dado cuenta.

    Genial el capitulo de hoy, como siempre.
    Tu Peeta es exaptamente como me lo imagine yo. Me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, ya me lo han dicho, pero es que en el libro lo pone asi...creemos que es un fallo de traduccion
      Gracias :)

      Eliminar